Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No me sorprende. Se estaban demorando. Les salió cara
su doble moral y -de paso- su experimento: desvalijar al América de Cali hasta
su mínima expresión, convirtiéndolo en un equipo leproso
(nadie se atrevía a
patrocinarlo) y luego arrojarlo a las hienas para que se lo devoraran,
traería a la larga consecuencias como las que
vive el fútbol colombiano de hoy.

Hablemos claro: el descenso de “la mechita” no fue
por causas estrictamente deportivas; todo lo contrario: la desastrosa campaña
deportiva que lo volvió colero se debió a la moralina colombiana que vio en su
descenso una expiación de la culpa por la filtración del narcotráfico en la
sociedad en general y del balompié en específico
. Modus operandi expresado en
la hipocresía nacional de esconder la basura bajo el tapete: no era solamente América
quien tenía financiadores mafiosos, otros dirigentes de clubes tradicionales de
Bogotá y Medellín incluso fueron condenados por lavados de activos. Y el azul
de la capital hasta hace poco tenía confiscado, por la oficina de
estupefacientes, una tercera parte de su patrimonio.

America-descenso 4.jpg

De distintas maneras el país se vio involucrado con
los carteles de la droga:
elegimos un presidente que luego se demostraría recibió
cheques de los señores de la cocaína.
Decenas de reinas fueron coronadas y una
nómina de periodistas actuaba como áulica de los intereses de los narcotraficantes.
Decir que la economía nacional no se narcotizó es desconocer una realidad
imperante en los ochenta y primera mitad de los 90:
varias empresas conocieron la
prosperidad al ser testaferros de las suculentas ganancias ocasionales
derivadas de embarques coronados; se incrementó la oferta de empleos en ciertos
renglones del comercio y hasta el aumento de la inflación (debido a la ilusión
monetaria del exceso de dinero circulante) tiene en los dineros calientes una
explicación macroeconómica.

De ese entorno no se salvaría el fútbol: la destacada
participación de los clubes nuestros en torneos internacionales (en ese periodo
disputamos seis finales de Libertadores) y de la misma selección nacional que
regresó a un Mundial, el de Italia 90, luego de 28 años hablan con suficiencia
de una especie de “segundo Dorado” en el balompié colombiano: calificación a tres
Copas Mundo, 5 x 0 a Argentina
, equipo favorito al Mundial USA 94, título de Atlético
Nacional en Libertadores; América como 2do equipo en el ranking Fifa, buenas
performances de las selecciones juveniles en mundiales y primera migración
significativa de valores colombianos a equipos del exterior: Argentina, Italia
y Francia, principalmente.

En el campeonato colombiano esos clubes bendecidos
con arcas de la venta de alucinógenos ganaban torneos de punta a punta. Sus plantillas
eran la envidia y validaban sus salarios con títulos. Quizá el gran
interrogante, la duda nunca aclarada es como el elenco escarlata del Valle del
Cauca -con esa polenta económica- no pudo alzar el trofeo continental
. “No se
necesitaba sobornar a nadie -decía el ‘Pipa’ de Ávila- con ese equipazo ni
falta hacía”. Ese mismo delantero fue el que agradeció a los hermanos Rodríguez Orejuela
su apoyo al fútbol criollo cuando la Selección obtuvo su tiquete a Francia 98.

De allá acá las cosas han ido cambiando. La sociedad
nacional tuvo que sufrir los daños de su connivencia con criminales que
mostraron sus dientes cuando se les intentó meter en cintura.
Los bombazos y el
arrodillamiento del Estado en episodios como la cárcel de la Catedral son un
botón de muestra. Lo peor del asunto es que nos quedó una cultura mafiosa
(traqueta) del menor esfuerzo y del “todo vale” que todavía campea.

Como parte del saneamiento de la culpa fue la
designación de “chivos expiatorios”: políticos, periodistas y hasta equipos de
fútbol como el América.
El establecimiento colombiano aceptó el castigo de los
gringos que persiguieron al equipo rojo de Cali. En él vieron al mismísimo
diablo de su escudo. Poco a poco la
mechita se fue apagando hasta su deceso de la A.

Hoy cuando la primera división naufraga en el tedio
de equipos sin hinchas en dónde un solo equipo gana todo. Hoy cuando la participación
internacional es mediocre, exceptuando la Selección que es alimentada por
jugadores nuestros que juegan en el extranjero
Hoy cuando los estadios asustan
de soledad, los directivos aceptan a escondidas su error y lo intentan enmendar
con un cinismo inmarcesible.

Pero el América quedó tan herido. Tan mancillado,
que ni así subirá. Ojalá me equivoque.

(Visited 183 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Delantero frustrado que sólo resultó goleador jugando con los niños pequeños de la cuadra. Lector de sección de deportes de los periódicos y oyente de radio futbolera. Coleccionista de cuentos que tengan como protagonistas a la pelota y a quienes luchan por conquistarla. Llanero de cuna, pero feligrés del equipo rojo de Cali. Radicado en Brasil dónde vive una segunda luna de miel con el balompié: el matrimonio con el Flamengo (“O mais querido do Brasil”). Sociólogo por necesidad y Magister en antropología por vocación. Actualmente estudiando un doctorado en Rio de Janeiro; argumento que es pretexto para devorar fútbol por montones y estar en la fiesta de la Copa Mundo de Brasil 2014. Puedes seguirme en @quitiman

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si eres amante del fútbol, pero no puedes o no quieres permitirte(...)

2

No es un secreto que en el mundo del fútbol y sobre(...)

3

¡Ay qué miedo me da este inicio de administración! Después de ilusionarse(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. a ud no le hará falta, pero a la dimayor sí. ¿o será que la dimayor no recibe dinero por la venta de camisetas, entradas al estadio, publicidad y otras entradas generadas por los hinchas americanos?¿Qué equipos le genera más entradas a la dimayor? Uniautonoma, fortaleza, patriotas y alianza petrolera o América, Pereira, Union Magdalena y Cucuta? Por algo quieren subir a dos más de la b. a la dimayor le hace falta los equipos con hinchadas grandes.

  2. Cierto, este mongolito 29 pidiendo que unos se rebajen en vez de exigirle a su equipo que aprenda a manejarse con mentalidad ganadora. Si no tienen con que, desaparezcan o sigan intentando superar al Campeón.

  3. ygrandezanacional

    Jajajajaaja, sueñe, si la oal empezo patrocinando a Nacional, y después se decidió a adquirirlo, es porque es una institución seria, con espíritu, con base solida, con proyección mundial, con patriotismo, con jerarquía, y por esas mismas razones no lo va a dejar. Pero lo peor es que, aun si lo dejara, Nacional tiene tanta jerarquía que siempre va a atraer lo mas alto, y la batalla por quien lo patrocina y quien se beneficia por su grandeza seria intensa y de alto nivel. Mentalidad mediocre la suya mongolito29, en vez de pedir que en otros equipos se trabaje de manera mas estructurada para que haya mas inversión, pide que Nacional invierta menos y trabaje menos para poder tener alguna posibilidad. Mediocres, por todos lados, mediocres.

  4. ygrandezanacional

    Si claro, la culpa es de todos menos de America, sus directivas y sus hinchas. Exacto, no se equivoca, ni asi subiran porque estan fundados en malas raices, y no las han subsanado aun, y aun si lo hicieran ya mismo, los resultados no se verian inmediatamente. Acepte la realidad, es culpa de la mediocridad del America. Por ultimo, no se las den de tanta cosa, el futbol colombiano avanza, lentamente, pero avanza, no nos hace falta un podrido como America, es mas, que baje tambi

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar