Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

GerardoPelussoUna fecha resta para cerrar la fase del todos contra todos de la Liga Águila 2018-I en donde, como es usual hace unos años, los ocho primeros clasifican a una fase superior y los demás se despiden a verlos por televisión mientras tratan de encontrar mejores resultados tanto en la cancha como fuera de ella.

Ocho, los ocho de Colombia, que ya tiene seguros a cuatro y que los otro cuatro, en un ejercicio emocionante, se juegan en la última jornada su llegada a las finales en donde, además de las taquillas y eso, pueden aspirar al titulo, a bordar estrellas, a ponerle orden al campeonato.

Deportivo Cali, el de don Gerardo, el nuestro, venía en racha solida. Siete seguidos sin derrota, invicto indiscutible en casa y sumando, como no se lograba, por fuera. Llegó el clásico y la estantería se cayó. Desde ese momento, desde esa merecida derrota el equipo no se ha vuelto a encontrar y han sido, uno a uno, partidos tibios, sin alma, sin ganas y, prácticamente todos, sin puntos. Estábamos clasificados, estuvimos clasificados y ahora dependemos de resultados. ¿Qué pasó?

Esa pregunta la hizo Rodrigo Ocampo en la rueda de prensa, ¿Qué pasó con el Deportivo Cali de antes del clásico que no se volvió a ver? La respuesta, que esperaba llena de verdades y muy sincera, comos solían ser las otrora «peinadas» del DT a la prensa fue un globo, una pompa de jabón que, entre tres o cuatro frases no pudo, no supo o no quiso contestar. Hablo de las nominas viajeras a Pasto y Montevideo, no dijo nada de nadie ni de nada, es decir, sigue perdido ese Cali y su custodio, quien debe saber dónde está, no lo reveló, si es que lo sabe. Una pregunta sin respuesta son dos preguntas.

¿Dónde estará? Sí porque no es normal que un equipo venga en alto nivel, compacto, ordenado y contundente para que, tras un partido, se convierta en un manojo de nervios, sin norte, sin sangre y mucho menos poder.

Esta bien, se entiende que con los siete partidos buenos Giraldo no sería un Marcelo o Benedetti un Messi, no, pero no se entiende, al menos yo no, que Giraldo sea menos que Giraldo y que Benedetti sea menos que Benedetti, solo por citar dos nombres tras cuatro partidos malos. No entiendo cómo un jugador pasa de una racha positiva, de alto rendimiento a una racha de pobre, muy pobre desempeño.

Claro, lo entiendo y lo acepto contrario a los gurú de la prensa deportiva, nunca jugué fútbol a nivel profesional y seguro puede, en medio del desorden que es Dimayor, un cansancio acumulado, muchas horas de concentración y tensión de un jefe exigente contra unos resultados que no se dan. Eso lo entiendo, pero es que, en serio, el cambio fue del cielo a la tierra, de un momento a otro y sin escalas, no hubo grises en este blanco y negro.

¿Dónde estará? Por supuesto que parte de la prensa, alentada por quienes alimentan de odio y cizaña las redes sociales buscando recuperar algo de lo que nunca han tenido, hace fiesta con el momento deportivo del club. Señalan al palco presidencial, al banco técnico, a las gradas, a la Casona, a todos lados.

Reviven los rumores de sindicatos, jugadores parados, celos profesionales y trato del DT. Alimentan el ego de quienes necesitan un micrófono para ser una persona y un puñado de seguidores, en su mayoría fake, para hacer valer una mezquina opinión. Lo dije, lo digo y lo diré: acusación sin pruebas es chisme, solo eso, un chisme.

Ahora bien, para verdades la cancha. Se nota el cansancio, el desorden, los gritos antes de aliento ahora lucen de desespero. No hemos sido capaces, es un dato que no es menor y que me preocupa más que cualquier cosa, de remontar partidos que empezamos perdiendo, solo lo hemos hecho una vez, contra Leones, de resto quien nos anotó primero, nos derrotó. ¿Es un equipo hecho para aguantar resultados o para conseguirlos? Si es lo segundo, ¿Dónde está?

Todo esto lo deben responder Don Gerardo y los muchachos en la cancha, en Pasto por el cupo a los ocho y en Uruguay ante Danubio por al siguiente fase de la Suramericana, las cartas sobre la mesa, la responsabilidad adquirida. Ahora que venga el compromiso, el profesionalismo y la verdad, sin chismes ni gambetas, de frente, a la cara y que aparezca el Deportivo Cali ganador, de tono fuerte en la voz y puño sobre la mesa, no mas tibiezas, no mas esperar a la suerte y vivir de los ahorros. Vamos por ello, con todo, por todo.

Vamos Cali, nos vemos en el estadio, nos leemos por acá

@Germanchos 

*Foto: Elpais.com.co

(Visited 425 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Caleño de equipo y ciudad, amante del fútbol desde los tres años aunque, también a edad temprana, comprendí que no podría vivir de su práctica por eso me dedique a seguirlo, comentarlo y vivirlo desde la tribuna, en la cancha que es donde cuenta. Frentero, directo, generoso, sincero y orgulloso hincha del Deportivo Cali.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si eres amante del fútbol, pero no puedes o no quieres permitirte(...)

2

No es un secreto que en el mundo del fútbol y sobre(...)

3

Sí, «en el Cali, el equipo somos todos» dice una pancarta que(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar