Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Parece que el camino hacia Sudáfrica se dificulta en vista de los pésimos resultados de la Selección Colombia. Parece que la matemática será difícil de aplicar cuando los otros rivales también estarán restando, dividiendo… pero las más complicadas: la multiplicación y la suma serán escasas… y casi de velita encendida y de camándula en grupo. A Lara se le vino la noche hace rato. Lástima, buen tipo, buen rollo y ganas de sobresalir y de apoyar el país en materia de alegrías. A nuestro jugadores sus corazones también pretenden brindarnos gozosos momentos.

Pero con ganas parece que nada funciona, excepto la autoestimulación y a veces. El asunto es de trabajo y de calidad, de desarrollo, de organización pero de autocrítica y de reflexión histórica. Es de colocar los valores de la multiculturalidad de nuestras razas, de saber comprender los motivos del progreso en nuestra condición de colombianos, algo como el desarrollo de la identidad, esa palabreja que a veces nos cuestiona, nos molesta y que en muchos casos la consideramos “carreta”, puro discurso cultural y nada más… discurso que nos obliga a establecer diferencias pero… ya.

¿Qué tiene que ver la identidad con el progreso del fútbol?  Para responder, creo que a Maturana le sobró antropología, epistemología y estética. Aprovechó un momento histórico, unos jugadores idóneos y un sentido de pertenencia que se poseía en ese entonces… el país atravesaba una coyuntura social con el ascenso del narcotráfico a las estructuras sociales, se ambientaba una globalización de las economías y se vislumbraba un país distinto; los hogares, las empresas y las exportaciones; las canchas, los peladores de barrios y los niños y jóvenes veían un país en progreso que les miraba de frente porque la gente tenía trabajo y sueños, aunque fueran “indignos”… ¡qué carajo nojoda!, era la expresión popular y se seguía adelante porque abundaba el trabajo … y la muerte, y el ron y la parranda, y la “fiebre amarilla”: el nuevo virus del progreso que los medios alcanzaban a promocionar y ¡eso nos gustaba! y lo llevábamos en la piel y en el corazón y en todas las estructuras socioculturales que se untaron y pues… los resultados se dieron.

Hasta cierto momento claro, cuando el país, se vino abajo y las estructuras se derrumbaron… no valido aquí el narcotráfico sino que lo que narro lo vi y viví cuando desde el extranjero que me encontraba estudiando, observaba al país en el marco internacional.

No saben lo orgulloso que me sentía cuando vi los goles del Nacional de Medellín en las copas libertadores y en la cancha de la UNAM de México a los Pumas y ganar la Copa Intercontinental, aunque soy hincha del Junior gritamos los goles los 4 mil colombianos que asistimos ese medio día del Distrito Federal. Salimos con el pecho hinchado de petulancia bien ganada.

¿En qué se parece todo aquello al país de hoy?

Estoy seguro que la identidad pasa por la emocionalidad, pasa por la mentalidad y por la memoria instalada de los signos que ha dejado la historia, la vida que ha transcurrido por sobre el tiempo y las conductas de los individuos.

De lejos hacíamos análisis como este: “el país se parece al arrojo de Higuita”, con esto queríamos conceptualizar que las ganas, que el espíritu antioqueño aguerrido, marcaba al país, inclusive en términos socioeconómicos y artísticos. Que Colombia se parecía a Antioquia, una de las regiones más prósperas del país y la historia del desarrollo así lo constataba.

García Márquez, Álvaro Mutis, la internacionalización de la música colombiana, de los melodramas televisivos, y otros marcaban la emergente identidad colombiana en el plano internacional. La exportación de futbolistas empezaba a tomar fuerza y una figura exótica andaba arrastrando miradas y elogios y con resultados estéticos y numéricos para los marcadores y para el ojo humano: un man de Pescadito, de Santa Marta, Magdalena, Colombia, de Suramérica, un sudaca despeinaba la aburrida condición tradicional de “pasar” el balón con arte y con música incluida… VALDERRMA, con mayúscula y con volumen alto.

Y así se configuraba un país multicultural, imagínense un negro rubio en la cancha, un híbrido ejemplo para Néstor García-Canclini, un ejemplo de delicadeza y a la vez de hombría… ese era VALDERRAMA… otro Leonel, otro Asprilla (por favor), un Rincón (que se decía: si fuera brasileño sería titular del scracht)… en fin, y antes de ellos: Pipe de Ávila, Iguarán, Willington, Morón, Brand, Zape, Zárate, Chonto, y mucho antes Campaz, Lobatón, Toto Rubio, Valverde…

———

Pero ahora Colombia ¿a qué se parece? ¿Cuál es el referente? ¿Los malos saques de Ospina? ¿Las intermitencias de Mac Nelly? o para verlo positivamente: los pases precisos y hermosos de Zúñiga y las travesuras de Darwin, la técnica de Falcao… etcétera.

Lo cierto es que en el fútbol como en la vida cotidiana, en la científica y cultural, en la tecnológica y técnica, la creatividad juega también en el proceso y a veces de titular y no como de suplente como está sucediendo ahora, cuando solemos ver un equipo de Lara que no dispone de estrategias variadas de ataque ni de defensa, que se deja achicopalar y que parece apenas mejorar, cuando le dan nocaut y lo recuestan contra las cuerdas.

Finalmente, la identidad es revisar la historia y recuperarla, sacarla del baúl y no sé cómo, pero sí por lo menos revisando lo que antes funcionó y lo que ahora no… revisando qué estaba pasando por las mentalidades de ese entonces y repetirlo, me refiero a cosas buenas… revisar qué es lo que nos hace feliz y hacerlo… revisar inclusive qué se comía y cuántas veces al día… revisar cómo se rezaba y hasta cómo se hacía el amor aunque suene chistosos e imposible de considerar…

Estoy seguro qué habrán más signos que aquí se escapan (y habrá por supuesto aquí signos errados para considerar) pero nos toca preguntarnos y no seguir con una pasividad y falta de autocrítica y de cuestionamiento a las estructuras dirigentes del fútbol y de la cultura… porque ya es hora que este “negocio” pase también por el Hall de la cultura y que los empresarios y dirigentes hagan la carrera de antropología y no de administración solamente, así no basta, nos toca, repito revisarnos, inclusive y porqué no psicoanalíticamente… y por qué no levantemos de la tumba a Freud, a Bolívar y a Santander…

Invitemos a una constituyente del fútbol donde participen Maturana, Pinto, Ochoa, García, García Márquez, Ingrid Betancourt, Botero, Mutis, Samper, Pastrana, Gaviria, Valderrama, Hernán Peláez, Montecristo… figurones de la vida pública, ellos también son Colombia y tienen una historia de triunfo ¿quién se las niega a estos figurones? Ellos deben contar cómo la construyeron… ¿será que por ahí habría respuestas para emular?

    * ¿Anexamos el fútbol al Ministerio de Cultura o al Ministerio de Desarrollo?
    * ¿Con cuáles referentes contamos para enlazarnos ahora y construir una Identidad apropiada y victoriosa como la de antes?
    * ¿La falta de goles es un problema de producción (léase no sólo en términos socioeconómicos, sino psicológicos)?
    * ¿Vivimos en un país derrotado?

 

—————

Chulespe

(Visited 83 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Es un creador de palabras, de frases; además es investigador de tendencias semióticas aplicadas a la Comunicación, a la Publicidad, a la Cocina, a la Moda, a la Quiromancia, al Diseño, a la Educación. Caribeño autocrítico en que a veces enmascara su anticolombianismo y pluscosteñidad, pero posee alta-fuerte presencia crítica en los músculos de la escritura y en su práctica educativa en-RED-ada en el fútbol apasionante, hermoso y estilístico del JUNIOR Colombiano; esto le calma sus ignorancias y petulancias. Goza con su herencia africana, italiana, española, zenú y arhuaca. Le gusta escribir cuando cocina y cree que la arepa de huevo es el mejor discurso para hablar de fútbol. No se enoja y aprende de sus contradictores. Le encanta que no le mientan. ¡Ah! y otra cosa: puede borrar los comentarios que no se refieran al fut; considerará el derecho a publicar los comentarios que no le parezcan.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si eres amante del fútbol, pero no puedes o no quieres permitirte(...)

2

No es un secreto que en el mundo del fútbol y sobre(...)

3

¡Ay qué miedo me da este inicio de administración! Después de ilusionarse(...)

11 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Genial.
    Por lo que nos cuentas es toda una antropología de las causas y los efectos; historia, ética, tendencias, deportes, psicología, todo ello alcanzo a recoger en tus comentarios.
    Lo buscaré. Mil gracias por tus comentarios.
    I´ll write you, then.
    Chulespe

  2. Los controladores aereos de nueva york son muy agresivos con los pilotos pues deben atender miles de vuelos diarios y es dificil controlarlos, esto para culturas que tienen paradigmas de inferioridad era dificil de manejar, como en este caso del piloto del avion de avianca. El piloto le dio miedo decirle de una manera vehemente decirle al controlador aereo que no tenia gasolina y q no podia ponerlo en cola esperando turno para aterrizar, solo dijo, tenemos poca gasolina, de una manera muy timida, cosa q escuchan a diario los controladores aereos. Y esto est amuy relacionado al dia dia colombiano, creamos estados mentales, pasamos responsabilidad a los demas… esto es solo un punto. En fin el libro es muy interesante y nos explica porque algunos triunfaron, podemos aplicar este conocimiento al futbol colombiano, encontrar paradigmas, encontrar talento, resolver problemas, crear condiciones, FUNDAMENTACION LO Q LLAMAN, no solo hablar y hablar y sin saber nada de nada, pues aqui dicen q educan a los jugadores, pero no es asi, o es q ustedes se pintan a un entrenador de ligas menores leyendo este tipo de libros? ni en sueños…. .ellos criolllamente entrenan, sin capacidad analitica, solo hacen cosas pensando que su forma de entrenar, su teoria tactica, su pensamiento es el mejro de todos y es el q manda. No es asi, hay q aprender del pasado de verdad ponerlo en practica. Espero que los q lean esto lean este libro, especialmente los entrenadores, o cualquiera q quiere enterarse porque otros son excepcionales y no nostros. SALUDOS. mail: bsncolombia@hotmail.com

  3. Habla de como no es que existan personas mas inteligentes que otros, sino que han practicado mas y han logrado llegar a la excelencia por la practica, que en muchisimos casos llegan a las 10mil horas. Tambien analiza las circunstancias culturales que influyeron a las personas que llegaron al exito. Habla de momentos historicos como la segunda guerra mundial, un abogado excepcional que se recien graduo en harvard no fue tan exitoso si obtiene su titulo durante una depresion economica, que los q lo obtuvieron unos años despues en su resurgimiento, debido a q estos adquieren actitudes a la defensiva, o de miedo al riesgo. Habla tambien del porque algunas actitudes de ciertas nacionalidades, de paradigmas mentales que creamos, en un capitulo lo dedican a porque ocurren accidentes aereos y curiosamente analizan un avion de avianca accidentado llegando a nueva york, producto de la timidez del piloto comunicandole a la torre de control que tenia poca gasolina. les sigo contando

  4. el libro es una explicacion de porqué alguien triunfo, porque un equipo de hockey, por ejemplo, tiene jugadores que nacieron entre enero y marzo unicamente, porque bill gates es el hombre mas poderoso del mundo, porqué ocurren ciertas cosas. L investigacion arroja datos impresionantes. Por ejemplo para algunos outliers fue una ventaja excepcional haber nacido en el momento exacto en el sitio indicado, se dieron ciertas condiciones que los favorecieron. Para los q nacieron entre enero y marzo en hockey tuvieron ventajas cuando niños para entrenar pues queire decir que eran personas mayores en sus cursos, y siempre eran elegidos para entrenar. Habla tambien de un numero que se repite y se repite en personas excepcionales, dice que para programadores, jugadores de futbol, hockey, para premios nobel, los beatles, para las personas sobresaliente se repite muchas veces un numero magico para alcanzar la excelencia, 10000 horas de practica.Les sigo contando

  5. CHULESPE, SI LEES ESTO TE RUEGO QUE LEAS ESTE LIBRO OUTLIERS, TAMBIEN LO HAY EN AUDIOLIBRO,ESTA EN INGLES NO SE SI HAYA COPIA EN ESPAÑOL, PERO ME PARECE QUE ESTA RELACIONADO DIRECTAMENTE CON EL ESTADO DEL FUTBOL COLOMBIANO, ES UNA EXPLICACION A TODO LO QUE SOBRE SALE, OUTLIERS EN ESPAÑOL SIGNIFICA ANÓMALO QUE SIGNIFICA FUERA DE LO COMUN, PERO LA TRADUCCION EXACTA SERÍA SOBRESALIENTES. EL LIBRO HABLA DE CASOS ESPECIFICOS DE EQUIPOS DE FUTBOL Y PERSONAS MUY IMPORTANTES QUE SALIERON A RELUCIR Y SON PIONEROS, LIDERES EXEPCIONALES, QUE RESALTAN POR SU DINERO, POR SU GENIALIDAD, ENTRE OTRAS CUALIDADES, LES VOY A HABLAR UNB POCO DE ESTE LIBRO PARA Q ME ENTIENDAN

  6. Gracias, aunque faltaron datos… por agregar y ejemplos.
    Nuestra condición de identidad de fút ya se ha perdido… con Bolivia se intentó el extoque-extoque reemplazo del toque-toque lento y parsimonioso (que nos dio resultado y que muchos odian) y tampoco se repitió en Puerto Ordaz… intermitencias de un fút bajo de identidad porque aún seguimos buscando y buscando un estilo… ¿será que necesitamos estilo?
    Éste nos da contundencia, insisto en que falta continuidad de un lenguaje: eso es identidad.
    ¿Estará en la esquina de los barrios de las ciudades colombianas?
    ¿Estará en técnicos extranjeros que sí nos sabrán leer nuestra condición postmoderna de jugar el fút?
    ¿Dónde?
    Ayúdenos…
    Chulespe

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar