Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una vez más los muy ‘avispados’ e inteligentes directivos
del Superdepor han filtrado mal la información. Lamento haber publicado ayer el
Blog con la información que se había dado en primera instancia. Cuando se creía
que la decisión de los directivos estaba firme, todo se cayó.

Somos el único equipo en este momento sin técnico. Estamos cerca de iniciar un
nuevo proceso y aún no hemos conseguido quien lo lidere ni qué trabajadores van
a desarrollarlo. Como bien lo dijo amenazaverde en su comment, terminarán
trayendo al Vanemerak o algo así.

Ahora sí que se hace evidente que si uno sabe hacer empanadas y trata de hacer
mochilas lo más probable es que esas mochilas sean horribles y no las compre
nadie, lo cual terminará por quebrar el negocio. Bien, eso ha pasado con el
Cali. No puedo desconocer que los directivos son excelentes gerentes, pero en
su campo. El Dr. Otoya ha crecido su negocio de Giros y Finanzas, pero se
embarcó en algo de lo cual no tiene la menor idea. De hecho los directivos se
metieron creyendo que esto era un equipo de Playstation o algo así, pero no lo
es.

Para manejar un equipo de fútbol hay que saber de fútbol, mínimo. Ir al estadio
todos los domingos no es suficiente para considerarse un conocedor del tema, ni
más faltaba. Además, hay que tenerlas bien puestas y estar curtido en la forma
no tan clara en la que se debe actuar en más de una ocasión.

En fin, no quiero seguir con críticas que ya están más que evidenciadas por los
resultados. Sigue la pregunta, ¿quién nos sacará de este lío?, Aclaro que
escribí esto con el riesgo de que en cualquier momento del día salgan nombrando
a Boner o alguien por el estilo como nuestro salvador

.

(Visited 46 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Desde muy niño, veía las calles de Santiago de Cali repletas de transeúntes vistiendo los domingos una camiseta de un color verde muy llamativo y hermoso. Siempre me intrigaba saber el porqué de la alegría en los rostros de miles de personas que se acercaban al barrio San Fernando de la capital vallecaucana para ingresar al templo del fútbol que vio jugar al ‘Viejo Willie’, tapar a Zape o disfrutar de la dupla ‘Pibe-Redín’, entre otros. A los diez años pude ingresar por primera vez al estadio, nunca me olvidaré de aquella noche de diciembre en la que Víctor Bonilla se vistió de héroe, ídolo, redentor, y con la magia de un goleador innato hizo un ‘hat-trick’ en aquella memorable final frente al Once Caldas, que remató Castillito colgando a Henao y mandando los dirigidos en ese entonces por Javier Álvarez a Manizales con cuatro goles en la tula y sin moral, lo cual nos daría la séptima estrella de la mano del ‘Cheché’ Hernández. Desde esa noche comprendí que el Cali es más que una institución exitosa, más que un equipo de fútbol; el Cali es una pasión, un estilo de vida, la vida. Aún hoy no logro explicar lo que siento cada que veo al Superdepor saltar al gramado de cualquier estadio, el orgullo que me produce ondear una camiseta que tenga bordado el escudo del Verde y que en las calles todos la miren, y cuando lo hagan sientan envidia y quieran ser como nosotros.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No es un secreto que en el mundo del fútbol y sobre(...)

2

Jáider Romero llegó a Junior en el 2007 con la difícil tarea(...)

3

Sí, «en el Cali, el equipo somos todos» dice una pancarta que(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar