Miércoles 4 de marzo de 2015 Actualizado hace

Noticias del Fútbol Colombiano y Copas de Fútbol internacional - futbolred.com

Búsqueda

Goles en la red, tiburones en la cancha

LAS MALETAS DE QUINTABANI

Por chulespechulespe el mayo 6, 2011 7:15 am

Esto que digo no es nuevo, todo el mundo lo sabe.

Pero lo muy importante es que fue una noche de regalos pues Junior recibió dos prendas invaluables que se tradujeron en goles de parte de un arquero nervioso, malito, y  desubicado.

Sin embargo y apesar de ello, Junior no supo marcar y tampoco sostener una defensa arreglada, decente y firme, como la que siempre se le pidió durante todo este año corrido,
eso nunca jamás ya que ni en el Local ni en esta Copa, Quintabani
supo armar.

Pero no fueron dos regalos, fueron tres pues el penalti a favor tampoco fue.

Otro regalo de Junior (y van cuatro), fue el obsequiar las marcas a Jaguares que le permitió al Tiburón  deslucirse para que el visitante empatara y así durante todo el partido, el equipo mexicano llegó a Barranquilla a enseñarnos actitud y berraquera, optimismo y valentía.

Un equipo medio pelo, el último del campeonato “manito” sacó su manota y le indujo a Junior armar las petacas.

Fue una fe que que se vino abajo y que por momentos, a pesar del regalo del árbitro cuando el penalti a favor del Junior, esa esperanza de creer que podríamos avanzar, los chiapanecos otra vez, se aferraron a una cancha como cuales locales y sin pena ni gloria, demostraron por qué Quintabani y su banda habían estado equivocados durante tanto tiempo en este partido y los demás, y en los anteriores.

———————————————————————–

Y nosotros como afición creyendo en un poderío que como simulacro nos retorizó creyéndonos el discurso de que clasificamos a la Copa con poderío y buen juego cuando veíamos los partidos de Junior ante los peruanos y brasileños y nos quedaba en la retina una duda de estructura en su juego pero como ganaba a punta de “chiripazos” pues nos callaba la boca pero sabíamos en nuestro más fondo sincero que había una “cosita” que no nos convencía.

El Junior guerrió y hay que abonarle la berraquera que tuvieron los muchachos pero sin conducción coherente pues nada se consigue.

Un desfalco entró a la Ciudad de Barranquilla y entró para quedarse pues no se avisan cambios y parece que Quintabani sigue en su trono.

Excepto que se hable con franqueza y claridad pues la ciudad y el país juniorista están deseosos, sedientos, de que Quintabani termine su entrenamiento hoy para enfrentar al Medellín y se lleve una goleada y por fin empaque su maletas.

Jaguares demostró también el por qué Junior es débil, sin contundencia y desarmado de estructura y funcionamiento coordinado, armado a punta de trazos largos y sin armonía.

Ahora, las maletas saldrán de Barranquilla repletas de goles, de malos resultados y por supuesto
de billetes; Junior tendrá que gastar más plata para escoltar a Quintabani pues los chulos o goleros
rondarán las terminales de salidas hacia el exterior de nuestra ciudad.

Se hablan de goleros que se avecinan como Pinto, otros hablan de Retat, los más locos, sí más locos
que Quintabani dicen que viene un entrenador argentino que trabaja en Venezuela, la verdad,
otro viene de Costa Rica y hasta los más osados hablan de un entrenador despedido recientemente de
un equipo bogotano, blanco es gallina lo pone.

Lo cierto es que las maletas de Quinta hay que entenderlas como de doble sentido.

No se sabe si un jugador que ha sido brillante durante todo su vida y ahora, él y los demás,
resulten ser estrellitas maletas de un discurso futbolero avergonzante.

Eso fueron los jugadores de Junior, ayer brillantes, hoy pésimos, por los cuales la ciudad y la afición
barranquillera sienten hoy verguenza, sienten dolor.

Son maletas.

Chulespe anticipó este debacle al igual que todo el país.

Chulespe lamenta también que si bien el dolor y la decepción existen, no hay que violentarse en contra de nadie,
hay que llevarla al mundo de la reflexión interna o compartida pero en buena onda.

Ojo a la seguridad en el Metro, pues el aficionado que entró anoche
dejó entrever lo débil de su sistema: no puede repetirse semejante violentización del espectáculo.

Ya me imagino el Junior jugando a rescatar sus puntos perdidos para tratar de posicionarse entre los ocho, ya
con sus patadas de ahogados, ya con una neurosis anunciada y un susto de jugar a solas en el Metro.

Chulespe volverá con su corazón adolorido pero siempre esperanzado de que Junior levante cabeza.

 

  • Guardar
  • Comentar
  • Reportar un error
  • Enviar a un amigo
14 comentarios

Para comentar esta nota usted debe ser un usuario registrado.

INGRESA
  1. 1

    ManTab 6 mayo, 2011 a las 7:46 am

    Quintabani es lo mas descarado que ha llegado al Junior…..le trajeron una tremenda nomina que nunca supo utilizar. Utilizo a Jossymar de lateral, a pesar de haber contratado a Valencia y a Otalvaro para que cumplan con ese papel y a pesar de que el mismo Jossymar dijo que ese no era su puesto. Utilizo a Valencia de volante creador como un 8 cuando el tipo es lateral. Sherman que es un jugador letal por izquierda jugando la posición de 7, lo trato de poner como un al lado de Giovanny. Utlizar a Ruiz como delantero teniendo en la nomina a Cortez, Bacca y a Paez es sencillamente equivocado. Ruiz no hace un gol hace mas de una ano en la liga profesional ni en la copa….sencillamente no es delantero.

    Mucha nomina, poco liderazgo (razón por la cual a Giovanny siempre le quedo grande el papel de Pibe Valderrama)……poca entrega y 0 cerebro.

    Sera esperar a ver que nueva idea se le ocurre a Fuad.

  2. 2

    Azulturqui 6 mayo, 2011 a las 8:27 am

    Qué tristeza ver jugar así a un equipo cuya nómina vale alrededor de 750 millones. Es que hasta el Envigado (sin ofender) habría sido capaz de eliminar a estos jaguares que son un equipo pobre, limitado y hasta generoso con el rival (esos dos goles de arquero no se los hacían ni al Junior de Didier y Berbia). Lo curioso es que en un duelo de dos equipos tan pobres futbolísticamente hablando, se impuso el que al menos demostró actitud y un poco de esa cosa que se llama “vergüenza deportiva”. Ahora bien, en tantos años viendo Copa Libertadores, este era el año para soñar, luego de tener a los brasileros eliminados (a excepción de un Santos que no mete miedo), con otros grandes por fuera y ocho clasificados, entre los cuales cuatro nunca han levantado la estrella continental y los otro cuatro eran equipos derrotables. Que nadie se engañe, que Vélez, Santos, Peñarol y Caldas no son los monstruos de hace tiempo, equipos que funcionan bien en lo colectivo, pero quizá con la excepción de Neymar, no están plagados de estrellas, ni arrollan a sus rivales. Así las cosas, la copa pintaba bien para tu papá. Ahora queda el banquete servido para cualquiera, la excepción son estos jaguares, que como ya lo dije, no tienen argumentos para pelearle a los equipos suramericanos, al punto que anoche le escuchaba a los narradores mexicanos que en este equipo nadie creía en México y ¿quién va a creer en el último de la liga mexicana, que se salva del descenso a último momento? … como para redondear, creo que el Junior dejó escapar una ocasión histórica única para volver a pelear la copa como en el 94, con un calendario y unos rivales, si no fáciles, sí manejables (nada que ver con aquellas dos veces que nos cruzamos con el mejor Boca en octavos)… una oportunidad echada por la borda y que pasarán muchos años para volver a saborear… Ahora es cuestión de esperar qué sucederá en el nuevo capítulo de esta novela llamada “El Junior de Quintabani”, y esperar que el Once Caldas saque la cara por el fútbol colombiano.

  3. 3

    psocaribes 6 mayo, 2011 a las 8:47 am

    Tienen razón, me quedé sin palabras. Estoy en los espolones de Pto Colombia reflexionando sobre el papel de hincha que he llevado desde hace mucho tiempo.
    No contesto mi celular, no he ido al trabajo, no desayuné y el mar me parece tan triste.
    Ya el rojo ni el azúl ni el blanco son colores.
    Era la oportunidad para sacra la cara por este país tan necesitado de glorias.
    Ojalá el caldas nos lleve a donde le Junior no pudo.
    ¿cuándo regresaremos Char a un plano internacional?
    En la Copa Postobón jugando contra el Barranquilla, Uniautónoma y valledupar?
    Dios mío, Dios mío qué dolor.

  4. 4

    Sonycoreano 6 mayo, 2011 a las 10:52 am

    Calmate que es solo un juego y deporte..mejores tiemos vendran…

  5. 5

    Anónimo 6 mayo, 2011 a las 10:58 am

    PSOCARIBES ES DE ESOS QUE SE HACE MATAR POR UN EQUIPO DE FUTBOL, LLEGAR AL EXTREMO DE QUE TU VIDA SE PARALICE POR UN RESULTADO O EL JUEGO DE UN EQUIPO, ES TRISTE Y LAMENTABLE, ESTA BIEN APOYAR, PERO CUANDO SE LLEGA A ESOS EXTREMOS, SE RAYA EN LA LOCURA Y EL FANATISMO

  6. 6

    visacosta 6 mayo, 2011 a las 11:34 am

    Ni creas NUILO… yo tambiénm ando triste, cabizbajo, caminando las calles de Miami solo, maltrecho.
    No entiendes de este amor, no NIU LO ENTIENDES…

  7. 7

    Azulturqui 6 mayo, 2011 a las 12:04 pm

    En la saga “Las maletas de Tulse Luper”, Peter Greenaway narra visualmente la historia de este personaje en su tránsito por la Europa del siglo XX a partir del contenido de sus 92 maletas. A semejanza de Tulse Luper, estas serían las maletas de Quintabani:
    Maleta 1: la indemnización por la terminación adelantada de su contrato que iba hasta diciembre.
    Maleta 2: Tijeras, papel, pegante, hilo y demás materiales para “elevar cometas”.
    Maleta 3: Amuletos rezados por el cacique Marajó para evitar la maldición de la lechuza muerta.
    Maleta 4: Documental sobre cacería de pequeños felinos amerindios, especialmente el león de Huánuco y los jaguares de Chiapas.
    Maleta 5: Una madre de caucho, indispensable.
    Maleta 6: Copia al carbón de la carta de renuncia de Arturo Char cuando le obligaron a mantener a Giovanni en el equipo.
    Maleta 7: Código civil actualizado, para saber cómo hacer respetar un contrato laboral sin tener que trabajar.
    Maleta 8: Juego FIFA 2011, para volver a practicar cómo es que se puede hacer de un delantero un marcador de punta.
    Maleta 9: Dossier de Aviatur sobre destinos turísticos dónde ir a descansar tras una tempranera eliminación.
    Maleta 10: Bonos vencidos de supertiendas Olímpica, redimibles sólo por puntos acumulados en la campaña.
    Maleta 11: Ejemplares de los libros “Perder es cuestión de método” y de “la rabia en el corazón”, éste último, regalo de un aficionado en el aeropuerto.
    Maleta 12: Pre-contrato para ir a dirigir al Medellín, Cúcuta, Huila o Santafé….
    Maleta 13: Making off de “Tiburón”, para ver cómo es que a Spielberg tampoco le funcionó la maquinaria del primer escualo.
    Maleta 14: Cd-Rom del “Manual de excusas del director técnico” producido por Planeta, con la filosofía de camerino de Pacho Maturana.
    Maleta 15: La cartilla “Nacho Lee”, con las hojas arrancadas en la parte donde enseñan a “leer los partidos”.
    Maleta 16: Una biblia autografiada por los cristianos del equipo (Cortés, Giovanni y Cia), que mucho de oración y poco de fútbol.
    Maleta 17: Colección de objetos extraños recogidos en torno al camerino. Se incluyen: chicles, confetis, preservativos usados, botellas, monedas antiguas, y hasta una cabeza de marrano.
    Maleta 18: Recuerdos del carnaval pasado en La arenosa, por supuesto no puede faltar un disfraz de monocuco y una máscara de torito Arzuaga.

    La colección de maletas es más grande que la de los Nule, pero parece que las otras se las devolvieron del terminal aéreo por exceso de equipaje…

  8. 8

    visacosta 6 mayo, 2011 a las 12:22 pm

    EXTARORDINARIO HUMOR FORGERIE. MUCHAS GRACIAS, GENIAL. CHULESPE

  9. 9

    juangr 6 mayo, 2011 a las 2:36 pm

    Estás llevado, Chulespe, si la esperanza es que Medellín golee al Junior; soy hincha del Poderoso y si alguien está peor que tu papá es mi equipo. Sobre el partido anoche, pues me entristece mucho que Junior, que de los colombianos la tenía más fácil en octavos, haya sido el que se quedó por fuera. Hay que hacer un examen profundo y mirar por qué con la nómina que armaron no se hizo nada; aunque la verdad creo que se debería esperar al final de este torneo para sacar a Quintabani.

  10. 10

    piedralumbre 6 mayo, 2011 a las 2:54 pm

    ahora si quedamos ante la luz pública como un verdadero equipo de quinta, haciendo alusión a el estratega que como cual alquimista empedernido hizo mezclas por doquier sin encontrar aun la pócima perfecta que encante a la afición ya cuando el tiempo a terminado y poco queda de los reactivos puestos a disposicion. es triste despertarse hoy y ser el bufón de turno que sacia el sarcasmo de aquellos regionalistas oportunistas que al igual que la hienas esperan las desgracias de otros para caer en gavilla.pero aun en el peor de los casos hay una lección que aprender sobretodo para los directivos del plantel que aunque hicieron un gran esfuerzo por armar una escuadra de respeto no están exonerados de esta debacle ya que pudieron haber tomado decisiones cuando este final caótico ya era previsible para muchos, soplaran tiempos mejores de eso estoy seguro y junior reclamará el lugar que se merece como un grande en el balompié con una afición que actualmente no se merece y que llevó la peor parte de este papelón y que hoy se encuentra más maltratada que el osado hincha que en su desespero ingresó a la cancha anoche. hay un proceso que iniciar,inyectarle juventud al equipo ojalá en las inferiores se encuentren pelaos con calidad y sentido de pertenencia por la institucion. tiburón por siempre.

  11. 11

    Demonaire 6 mayo, 2011 a las 3:08 pm

    Lo más triste de todo es que la eliminación se da un día después de que el Once Caldas se bate como un tigre en el Brasil y hace valer su fama de matador de cariocas eliminando al que era el mejor equipo de la Libertadores. Después de eso, un resultado adverso en Barranquilla (y, por antonomasía, resultados adversos de equipos colombianos en el futuro) era totalmente inescusable.

  12. 12

    ahero93 6 mayo, 2011 a las 8:25 pm

    Viejo Chule estamos paila,, yo vengo insistiendo hace rato en que descachaquizemos el equipo, es inconcebible para los hinchas que en el Junior no haya siquiera 3 barranquillaros en la titular, esto no tiene presentacion, que sentido de pertenencia pueden tener estos señores que van por 6 meses a ganarse un billetal y ya, simplemente les importa un C.. si vamos a hacer este papelon con jugadores caros y de afuera por que no dejar a los muchachos de la segunda de titulares, y darles continuidad por un par de campeonatos a ver si logramos que siquiera el 40% de los titulares sean de la tierra, no me acoustumbro a ese acento Paisa O valluno cada vez que entrevistan un jugador del Junior de Barranquilla, por otro lado se dio la logica pues un equipo que juega a NO PERDER, pues no perdio (1-1 y (3-3) y no clasifico por que para eso hay que jugar es a GANAR y eso es lo que Quintabani le da miedo nos dejaron en la Quinta,,porra

  13. 13

    Chulespechulespe 6 mayo, 2011 a las 8:38 pm

    Como decía El Flechas de mi compadre David Sanchez Juliao: Nojoda Flechas, de acuerdo, de acuerdo.

    Los Char tienen su poción de responsdabilidad en este papelón.
    ¿Lo admitirán o dejarán pasar la brisa que levanta la arena barranquillera?

  14. 14

    aboncar 7 mayo, 2011 a las 8:48 am

    No entiendo el argumento de ahero, no creo que el profesionalismo de un jugador dependa de si es valluno, paisa o costeño. Creo que hay excelentes profesionales del futbol por toda Colombia y nada tiene que ver la región de procedencia. No se si sea equiparable, pero miren el caso del Once, tradicionalmente nunca ha contado con jugadres de la región y ha obtenido, especialmente en los últimos años, buenos resultados. Aclaro que no conozco el ambiente en la Arenosa, pero no creo que en la procedencia de los jugadores esté la solución para el equipo tiburón.