Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Reflexiones desde la Platea

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Empezó la Liga profesional de fútbol femenino en Colombia. Durante el fin de semana que termina, rodó el balón para los 18 equipos inscritos en este primer capítulo de un proyecto ampliamente deseado, muchas veces frustrado, pero que finalmente se hizo realidad.

Casi 70 años después de que se iniciara el fútbol profesional masculino colombiano como un torneo pirata no avalado por la FIFA, el campeonato se hizo realidad gracias al compromiso de los patrocinadores, los medios de difusión del fútbol en Colombia y por supuesto, de los clubes que se lanzaron a esta aventura. Como juego preliminar del esperado regreso del América de Cali a Bogotá, para disputar su juego en la categoría A frente a la Equidad, se midieron los oncenos femeninos de este último club y Santa fe, en el estadio El Campín.

Y más allá del triunfo de la “Leonas” por un amplio 3 a 0, desde esta Platea queremos dejar unas reflexiones sobre la trascendencia de este juego.

Desde hace unos años los seguidores del fútbol nos sorprendimos cada cierto tiempo con los logros obtenidos por la selección femenina de Colombia en diversos torneos internacionales, incluyendo por supuesto el Mundial de la máxima categoría. Los triunfos y las menciones sobre este equipo, llevaron a que los aficionados pasáramos de verlos como hechos aislados, a justos logros de un puñado de jóvenes y valientes mujeres colombianas, que por cumplir su sueño de jugar fútbol de manera profesional, sorteaban toda suerte de dificultades para cumplir con sus deberes familiares, académicos y laborales, pues en muchos casos debían continuar con ellos, pues el apoyo era mínimo o inexistente.

En varias notas hemos sabido de la difícil vida de muchas de ellas, quienes no cuentan con permisos especiales para entrenar y han corrido el riesgo de ser despedidas de sus empleos o no contar con autorizaciones para aplazar sus exámenes académicos.

Aprendimos a reconocer entonces a Yoreli Rincón, Lady Andrade, Leicy Santos, Natalia Gaitán, Catalina Usme, Catalina Pérez, Daniela Montoya, las “Chicas Superpoderosas”, que tantas alegrías nos dieron.

Su talento, enjundia y buen entendimiento del juego llevaron a que varias de ellas tuvieran la oportunidad de salir a jugar en otros países, en equipos profesionales que les abrieron un espacio para que pudieran hacer realidad sus sueños.

Algunas están hoy de regreso a su país para jugar fútbol, lo que más las apasiona y les gusta en la vida, seducidas por este proyecto que promete abrirle la oportunidad de ser futbolistas profesionales a muchas mujeres en Colombia.

Porque dejémonos de cuentos. No hay nada más mentiroso en Colombia que ese estereotipo de que las mujeres no entienden el fútbol y que no les gusta. Basta con ver por televisión la masiva presencia de mujeres acompañando a los equipos, junto con sus familias. Pero hay más: la mujer colombiana pasó hace mucho tiempo de ser simple espectadora a practicarlo de manera intensa y masiva. En colegios, universidades, barrios de ciudades y pueblos, la mujer practica el fútbol y lo vive intensamente.

¡Qué bueno que se consolide la Liga Profesional de Fútbol femenino en Colombia! Cuántas comunidades con dificultades para la convivencia y la inserción social podrán brindar nuevas oportunidades de desarrollo a miles de mujeres, víctimas de las innumerables formas en las que esta sociedad machista y violenta las agrede permanentemente y les limita y trunca la oportunidad de correr tras sus sueños.

Hoy vi en el juego entre Equidad y Santa fe a un puñado de jóvenes entregadas de una manera tan profesional a la disputa de los puntos en juego, que me hicieron emocionar de la misma manera que lo hago cuando acompaño a mi hija de escasos 10 años a jugar fútbol con el equipo de su colegio.

El fútbol siempre será un lindo laboratorio para que broten en él sentimientos de solidaridad, trabajo en equipo, esfuerzo para lograr un objetivo común, talento al servicio de una causa, fortaleza frente a la derrota, hidalguía para reconocer la superioridad del rival y la lealtad frente a compañeros y rivales.

Todos tenemos que poner nuestro granito de arena para que este torneo sea un éxito y se convierta en el primer escalón para que las talentosas futbolistas colombianas encuentren un camino para mostrar internacionalmente su talento. Para que sean valoradas por esta sociedad y más adelante irriguen con su talento las ligas profesionales del mundo.

(Visited 728 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Consumo fútbol desde muy niño, gracias a mi familia, futbolera de tiempo completo, a la que le agradezco inmensamente el haberme inoculado el virus del fútbol. No ha sido letal; por el contrario, ha sido totalmente vital. Soy un convencido de que el fútbol explica como nada en la vida a la vida misma. El fútbol ha sido el hilo conductor de mi vida, más que la profesión que ejerzo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Foto: Minuto90.com Si bien el talentoso y joven volante Kevin Salazar no(...)

2

Hoy Colombia entera se sacudió ante la noticia del paso de James(...)

3

Santa Fe inicia un nuevo torneo y con él, también llegan los temas(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar