Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: La amenaza verde

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Los clásicos son partidos
distintos, partidos aparte. Dicen que los clásicos no se juegan, se ganan. El
clásico 274 entre Cali y América se jugó, de forma fenomenal, y será un partido
que quedará para la historia por muchos factores: primero, fue el primer
clásico en nuestra casa; segundo, el intermitente argentino Morel hoy fue un
monstruo, un extraterrestre y se ganó un monumento con su capacidad goleadora;
tercero, porque hacerle 6, óigase bien, 6 goles al rival de patio (otrora rival
de patio, ya no compartimos el mismo escenario), y cuarto y más importante,
quedamos vivos en el torneo.

El partido de hoy no se nos
olvidará jamás. Fue uno de esos partidos que sólo ocurren una vez en la vida.
De esos partidos que, a los que no tenemos aún hijos, se nos volverá una
anécdota para contarle a nuestros futuros ‘retoños’ para que ellos compartan
este sentimiento que nos une.

El argentino Martín Morel
desde hoy quedará inmortalizado en la historia del Cali. Sí, ha tenido partidos
donde ha sido pecho frío. Sí, ha sido irregular. Pero hoy, lo de hoy es la
gloria. Ni en un Xbox o PlayStation es posible hacer en un mismo partido una
tripleta de la calidad de la que hizo el gaucho ex – tigre. Morel, hoy y el
miércoles, un grande. Parece que por fin se está adaptando y adquiriendo el
nivel que se le reclamaba.

Pero empecemos por el
comienzo. El gol de ‘Manga’ Escobar al minuto 19 fue un gol de ‘crack’. El
jovencito definió con una tranquilidad que daba miedo. Su mirada ante Ramos lo
tiró como un boxeador noqueado al piso y pudo definir con el arco libre luego
de recibir un pase magistral de Jonathan Álvarez.

El empate americano llegó
más por un error que por virtud del visitante. En una falta torpe de Briceño,
el arquero rojo nos empató pero 7 minutos más tarde empezaría el concierto del
argento.

Un tiro libre al palo del
arquero fue el prólogo para lo que sería una obra maestra. Luego, un centro de
Calle por la derecha que recibió en el área Morel terminó siendo una jugada
de fantasía. Martín la levantó y en el aire la empalmó de chilena para
enloquecer a la hinchada con lo que hasta este momento era el 3-1.

Antes de que el juez Ímer
Machado pitara, un lateral le calló de nuevo al ‘crack’ del sur quien fue
derribado de forma violenta por Bélmer Aguilar. Diego Álvarez, un jugador vital
para el Cali y cuyo trabajo de sacrificio ha sido fundamental para nuestro
ataque cobró suave al palo izquierdo de Ramos que nada pudo hacer. 4-1 y
goleada en la primera mitad.

En la complementaria y
cuando apenas se acomodaba la gente, Morel robó una bola en la media cancha y
metió un misil acomodado que terminó en las redes de Ramos. Quien no podía
creer lo que veía.

Cali se relajó y le entregó
el balón al América, que en una bola convirtió con Galván. En los últimos
minutos, Diego Álvarez le puso un pase de la muerte al otro Álvarez para que
convirtiera el sexto de la tarde, su quinto en el torneo. 6-2, marcador de
tenis.

Pero al final, Fernández nos
metió un golazo. Aunque sólo sirvió para maquillar la paliza que les propinamos
a los americanos. Decía mi colega Blogger del América que ellos ganaban los clásicos
importantes siempre. Se equivoca, se equivocó. Acá se mostró quién es en estos
partidos el equipo más firme. Sí, en 2008 les salió bien, pero a Pecoso lo
sacamos con un 3-1, en 2005 con los rojos en el grupo quedamos campeones y ya
llevan más de un año sin ganarnos.

Ahora se viene la semifinal
de la Postobón contra Equidad donde vamos ganando. El camino parece mejorar y
toca seguir alentando. Solo podemos decir, gracias Cali. Será una tarde que no
se olvidará, esas que marcan una temporada.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Desde muy niño, veía las calles de Santiago de Cali repletas de transeúntes vistiendo los domingos una camiseta de un color verde muy llamativo y hermoso. Siempre me intrigaba saber el porqué de la alegría en los rostros de miles de personas que se acercaban al barrio San Fernando de la capital vallecaucana para ingresar al templo del fútbol que vio jugar al ‘Viejo Willie’, tapar a Zape o disfrutar de la dupla ‘Pibe-Redín’, entre otros. A los diez años pude ingresar por primera vez al estadio, nunca me olvidaré de aquella noche de diciembre en la que Víctor Bonilla se vistió de héroe, ídolo, redentor, y con la magia de un goleador innato hizo un ‘hat-trick’ en aquella memorable final frente al Once Caldas, que remató Castillito colgando a Henao y mandando los dirigidos en ese entonces por Javier Álvarez a Manizales con cuatro goles en la tula y sin moral, lo cual nos daría la séptima estrella de la mano del ‘Cheché’ Hernández. Desde esa noche comprendí que el Cali es más que una institución exitosa, más que un equipo de fútbol; el Cali es una pasión, un estilo de vida, la vida. Aún hoy no logro explicar lo que siento cada que veo al Superdepor saltar al gramado de cualquier estadio, el orgullo que me produce ondear una camiseta que tenga bordado el escudo del Verde y que en las calles todos la miren, y cuando lo hagan sientan envidia y quieran ser como nosotros.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Tres cosas antes de arrancar. Uno. Los años de elecciones, que serán(...)

2

La leyenda de Sant Jordi cuenta la historia de un heroico caballero,(...)

3

En diferentes entradas de este blog se han mencionado las lesiones inherentes(...)

PUBLICIDAD
8 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Estoy de acuerdo en que el partido fué excepcional y pasará a la historia. Sin embargo, la torpeza de Briceño en defensa y la incómoda posición en la tabla opacaron un poco la fiesta. Como dice Zokotroco, pudo haber sido una goleada mayor, fácilmente un 8 – 0. De todas formas, GRACIAS VERDE POR ESTA ALEGRÍA.

  2. Excelente entrada Andres, definitivamente el mejor ‘bloggista’ dedicado al Deportivo Cali. Gran demostracion de futbol en Palmaseca: metimos 6, pero nos hicieron 3. Me parece que hay cosas en la defensa que deben ser mas rigidas: un equipo con mas jerarquia o mas contundente habria podido anotarnos mas goles. Y ahora, por la Postocopa!

  3. Excelente la pela que el Deportivo Cali le dio al hijo bobo delincuente. Delincuencia seis contigo, ja ja. Ahora vamos por el “Maestro del Verso y la Mala Intención” Alexis Garcia. Derrotar a la Perrera y al Maestro del Verso en una misma semana… no tiene precio.
    —www.deporcali.NET
    — Cultura Alternativa del Fútbol, la única página de deportes que tiene un blog para comentar sobre ella.

  4. Claro que estoy contento … quién no de los hinchas del Cali ? Sin embargo me hubiera gustado que no quitaran el pie del acelerador para conseguir más goles. Cali tiene la tendencia histórica de “perdonarle” la vida a los rivales cuando podría “sepultarlos” bajo toneladas de tierra. En la época de “El Dorado” al extinto Boca Jr. no le “daba pena” ganar de seguido por 10×0. Por eso tiene el record de goleo de 110 goles en un campeonato corto (1951), a dos vueltas y con menos equipos. Hoy pudimos ganarle al América por 8 o más goles y desperdiciamos la oportunidad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar