Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El presidente del Cali, doctor Rodrigo Otoya, según fuertes rumores de la prensa y fuentes cercanas a la junta, ha emprendido la operación ‘Jaque’, la cual ayudaría a cumplir con varios objetivos a la vez. Así como se critica, hay que reconocer las sabias decisiones  y esta sería una jugada maestra del presidente de la institución azucarera.

Con esta determinación, primero, nos haríamos a un timonel que con escaso material ha logrado consolidar grandes equipos. Traerse a Umaña del América, equipo al cual cogió de último y lo llevó a disputar la finalisima y jugar el mejor fútbol del campeonato es increible. De paso destruimos al rival de patio, ese que tanto ha robado comprando títulos con dineros malhabidos, ese que destruye la ciudad cuando gana o pierde, mejor dicho, con eso mandamos al diablo de nuevo al infierno.

Acá, a diferencia del América, se puede armar un equipo más competitivo, cosa que ilusionaría al hincha. Mejor dicho, al igual que nuestro ejército, logramos infiltrar al enemigo, en el secretariado y lo dejamos débil. ahora toca esperar que Umaña se reuna con los directivos rojos y decida su futuro, aunque se dice que él está agotado, y para nadie es un secreto que la relación Umaña-Rodríguez no ha sido buena por lo que es muy factible su legada al banquillo verdiblanco.

La operación ‘Jaque’ de Otoya apenas empieza, y sí se logra, podemos triunfar y de paso dejar malherido al enemigo, amanecerá y veremos, una vez se sepa esta noticia entraremos en un análisis profundo de lo que significaría la llegada de Umaña al Cali.

PD: Si no es Umaña, se podría dar también la llegada de Quintabani quien ha tenido problemas en Millonarios desde que llegó.

(Visited 56 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Desde muy niño, veía las calles de Santiago de Cali repletas de transeúntes vistiendo los domingos una camiseta de un color verde muy llamativo y hermoso. Siempre me intrigaba saber el porqué de la alegría en los rostros de miles de personas que se acercaban al barrio San Fernando de la capital vallecaucana para ingresar al templo del fútbol que vio jugar al ‘Viejo Willie’, tapar a Zape o disfrutar de la dupla ‘Pibe-Redín’, entre otros. A los diez años pude ingresar por primera vez al estadio, nunca me olvidaré de aquella noche de diciembre en la que Víctor Bonilla se vistió de héroe, ídolo, redentor, y con la magia de un goleador innato hizo un ‘hat-trick’ en aquella memorable final frente al Once Caldas, que remató Castillito colgando a Henao y mandando los dirigidos en ese entonces por Javier Álvarez a Manizales con cuatro goles en la tula y sin moral, lo cual nos daría la séptima estrella de la mano del ‘Cheché’ Hernández. Desde esa noche comprendí que el Cali es más que una institución exitosa, más que un equipo de fútbol; el Cali es una pasión, un estilo de vida, la vida. Aún hoy no logro explicar lo que siento cada que veo al Superdepor saltar al gramado de cualquier estadio, el orgullo que me produce ondear una camiseta que tenga bordado el escudo del Verde y que en las calles todos la miren, y cuando lo hagan sientan envidia y quieran ser como nosotros.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si eres amante del fútbol, pero no puedes o no quieres permitirte(...)

2

Las lesiones musculares siguen siendo un tema de gran preocupación para los(...)

3

No es un secreto que en el mundo del fútbol y sobre(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar